CRONICA DE UN SUEÑO

OSCAR FINKELSTEIN

1ra.Edición:
2000
Editorial:Editora AC

Uno de los libros mas queridos de mi colección, uno de los que mas placer me dio leer.
De esos que pedís que no se termine nunca y que cada tanto releo.
León cuenta toda su vida de una manera simple, directa y tanto lo bueno como lo malo.
Un sinfín de anécdotas, de recuerdos, uno por uno sus discos y sus historia….en fin…un librazo que cuenta la vida de un gran artista y de un mas grande tipo.
Quien es León Gieco??
Te lo cuenta Mercedes Sosa en el prólogo del libro.

“En el año 83, cuando cante en Ferro y me dijeron "tenes que presentar a Charly y a León, me surgió decir que Charly era el número uno pero que el más amado era León.
En realidad, yo conocía muy poco de ellos dos.
La vida, por otro lado, me ha ido llevando a saber que hay muchos número uno pero pocos artistas verdaderamente queridos por el público. Además, los número uno pueden caer.
No es el caso de León, que está muy conectado con la gente del pueblo, con sus dolores, con sus angustias, quizás por haber tenido siestas pueblerinas en su infancia…
Como dije muchas veces, si no hubiera un León Gieco habría que crearlo, porque es un artista necesario.

No hay con quien se lo pueda comparar. No hay nadie que tenga la dimensión de León Gieco.
Todas las personas tenemos cosas buenas y cosas malas. León ha visto mis lados malos pero yo nunca pude encontrarlos en el.
La humildad, la colaboración, la solidaridad, no son valores muy frecuentes. León los tiene todos.
Es de esas personas que miran de frente, que no esconden sus sentimientos. Además, lo adoro como artista, me encanta su voz, me gusta su actitud y su entrega en el escenario. Y cuando se ríe de mí porque me encuentra actitudes de diva, cosas antiguas que uno va tratando de dejar de lado, siento que estoy aprendiendo. Estoy muy contenta de tenerlo como amigo, y de tenerla a Alicita como amiga; son un dúo poderoso, una pareja en serio.

El hecho que León sea una buena persona es para mí una alegría y hasta una sorpresa.
Pero lo admiro profundamente como artista.
Desde que fuimos por primera vez a Alemania y todo un teatro de pie con sus encendedores prendidos coreaba "Solo le pido a Dios", me di cuenta que era un artista único y universal. Los jóvenes que estaban allí esa noche comprendieron que lo que León canta son versos verdaderamente universales. Por eso lo entendieron, lo apoyaron y lo hicieron suyo desde ese momento.
Y yo no tengo proteccionismo con León Gieco. Al contrario, siento que el me protege.
León es para mí como un hermano muy joven, rubio y de ojos verdes.
Nunca pensé en tener amigos artistas porque en muchos casos admiro su obra pero no a ellos como personas.
Por otro lado, no podría ser amiga de un artista mediocre.
Con León no hay ningún tipo de problema. Es un gran artista y un gran amigo, de esos que no se guardan nada ni en las malas ni en las buenas.
Además, León es un cable a tierra porque puede ver las cosas con mayor panorama y con mayor sencillez.

Una vez estábamos en San Pablo cenando en un restaurante muy lujoso con directivos de la Polygram y yo, sin pensarlo, dije que el vino era una porquería.
León me dijo que yo era increíble, que me trataban como a una diosa, me atendían, me llevaban a los mejores lugares, me daban todos los gustos, y yo tenia la caradurez de quejarme por el vino.
Sin decírmelo, me estaba diciendo "pará loca, no te hagas la estrella".
Fue un aviso, un gesto que me hizo muy bien. Es necesario tener amigos así, porque León, a diferencia de otras personas que me aman tanto que no ven mis cosas malas, me dice todo lo que me tiene que decir sin dejar de amarme.

Nazim Hikmet decía, que había bebido los mejores vinos y comido las mejores comidas pero que lo que le recordaba los mejores momentos de su vida eran las canciones.
Por eso cuando escuche "Mensajes del alma" me alegre tanto; comprobé una vez más la inmortalidad de la canción y un nuevo reverdecer de León.
Me pareció muy importante que les escribiera canciones a sus hijas y que siguiera hablando de los temas que nadie menciona, sin olvidarse de la poesía.
Esa combinación de testimonio y poesía hacen de León un artista diferente, único e irrepetible”

Mercedes Sosa

No hay comentarios: