SUMO POR PETTINATO

ROBERTO PETTINATO
1ra. Edición:2009
Editorial:Editorial Sudamericana
Prólogo:Roberto Pettinato


SolapaPrimero lo primero: Roberto Pettinato estuvo allí, justo allí. Estuvo en Sumo. Antes ya era uno de los periodistas de rock más afilados de la Argentina, luego se convirtió (y hoy sigue siendo) una celebrity fuera de toda norma: un hombre de los medios sofisticado, masivo, ácido.
Supo brillar, en épocas opacas, desde las páginas de la revista Expreso imaginario; más tarde se embarcó en una larga carrera que hoy lo tiene en radio (El show de la noticia, líder en las mañanas de FM 100), televisión (Un mundo perfecto, por América) y gráfica (como director de la revista de rock La Mano).
Fue su escala en Sumo, sin embargo, la que lo marcó de un modo que las páginas de este libro certifican párrafo a párrafo.

ContratapaAntes de ser una estrella de la tevé y de la radio, el conductor de Duro de domar y Un mundo perfecto no sólo fue un periodista de rock brillante, sino que cumplió el sueño recurrente de su gremio: formar parte de la banda más excitante posible.
Fue el saxofonista de Sumo, uno de los grupos insignia del rock argentino, uno de los pocos a los que la palabra mito no les queda grande.

Aquí Pettinato honra una vieja deuda: entrega la versión completa, el reajuste definitivo de La jungla del poder, la biografía de Sumo que supo editar artesanalmente a comienzos de los noventa.
Pasaron quince años pero la espera valió la pena: a la inquietante sutileza de aquel volumen, ahora agrega nuevas capas de recuerdos, vivencias que sólo él puede contar, análisis lúcidos e incluso algún momento de autocrítica.
No en vano su frase de cabecera, esa a la que siempre vuelve para intentar explicar la desquiciada escena porteña de los ochenta, es: “Por donde pasa Sumo no crece el pasto”.

Petti evoca sus días a bordo de la que fue la más salvaje máquina de rock que haya funcionado en estas pampas, un barco sin control con un capitán italo-inglés, Luca Prodan, y una tripulación de nativos dispuestos a llevar la música y la vida rockera hasta las últimas consecuencias.
Hoy, mientras el mito Luca crece y crece, y todos se adjudican alguna anécdota (en general falsa) relacionada con el calvo comandante, Roberto Pettinato rescata las mejores páginas de Sumo con la autoridad y la gracia del que estuvo ahí y vivió para contarlo.

No hay comentarios: