SODA STEREO: LIBRO DE FOTOS 82-97

MARCELO FERNANDEZ BITAR
SODA STEREO


1ra. Edición:
2007
Editorial:
Editorial Sudamericana


De la new-wave al pop.
Del cuadriculado monocromático ska a los pelos parados y los raros peinados nuevos.
De pop a modernos.
De las musculosas y remeras rotas a las camisas con volados, el maquillaje en exceso, los sobretodos oscuros y las poses dignas de un álbum de fotos de la más acabada onda dark.
De modernos a sónicos, con ropas de colores y una suerte de rescate de la psicodelia de los años sesenta.
Así, en apenas tres transiciones de imagen (entre muchas más), queda en claro que Soda Stereo siempre le escapó a los rótulos fáciles y al habitual karma rockero de quedar cristalizado en un estereotipo.
Porque ellos, una y otra vez, optaron por dar un volantazo, tomar un desvío y evitar convertirse en un cliché.
Ellos mismos, en algún reportaje de la época de "Signos", confesaron que un día regresaron de un viaje, vieron sus propias fotos y se dieron cuenta que se les había ido la mano y que parecían Fantomas.

En la letra y música de sus canciones pasó lo mismo, con una evolución permanente, sorprendente, cambiando en muy poco tiempo de los estribillos adictivos y las frases ocurrentes a la poesía inaudita y los sonidos sofisticados, incorporando influencias de la escritura automática, el surrealismo, el funk, el rock progresivo argentino,

Sortearon ese camino entre espejismos y se fueron convirtiendo en auténticos clásicos, pioneros y conquistadores, con discos inolvidables, recitales que hicieron historia y videos que retrataron cada paso con un protagónico zoom de cámara y acción.
Es indudable que hay varias maneras de repasar el camino recorrido por el grupo desde sus comienzos hasta su separación en 1997. Están los discos, claro, y también algunos DVD y clips.
Pero la captura más fascinante de sus almas parece ser la fotografía, que los acompañó en todo momento y por todas partes.

Así nace este libro, del material hallado en los archivos personales de Gustavo, Zeta y Charly, con viejas fotos de prensa, instantáneas de entrecasa, shows famosos e infinidad de regalos hechos por fans, asistentes, periodistas y fotógrafos amigos.

Hoy, mientras se lleva a cabo una reunión largamente esperada por miles de personas de todo el continente, nada mejor que un repaso de ese largo y sinuoso camino que empezó en 1982.