AGARRATE!!!

JUAN CARLOS KREIMER Y OTROS

Testimonios de la música joven en Argentina
1ra.Edición:
1970
Editorial:
Galerna

Acaba de salir un diccionario del rock argentino, un libro más. El año pasado hubo varios; uno de ellos, tan polémico como se podía prever, con la biografía del Indio Solari. Y ya son muchos los libros sobre el rock argentino.
Muchos creen que el primero es Cómo vino la mano de Miguel Grinberg, aparecido en la segunda mitad de los 70, un librazo recomendable no solo por su carácter de iniciático. Pero ése no fue el pionero sino Agarrate!!!, un libro publicado por Editorial Galerna a fines de 1970 que hoy, por tan inconseguible en las librerías, es un objeto de colección que solo algunos pocos pueden lucir en sus bibliotecas.
Agarrate!!! se despliega en poco más de un centenar de páginas de tamaño pequeño (19 x 11 cms.) como un interesante collage -la figura homenajea aquella expresión artística pop en boga en los 60- de textos sobre la historia que había acontecido desde el big bang hasta el momento de la publicación del libro, es decir del 65 ó 66 al 70.
Allí se relata la aparición del rock local y quedan pintados, en breves retratos, los artistas y los grupos de esa instancia. Todo ilustrado con fotos, no muchas pero todas o casi todas muy interesantes, que si no lucen todo lo bien que podrían es porque la calidad de la impresión de la época no era óptima.

El libro no es de autor, justamente por el carácter compilatorio de materiales, pero está claro que tuvo un responsable, y en la última página figura su nombre: el del editor, escritor y periodista Juan Carlos Kreimer.
Daniel Ripoll, responsable de la recién nacida revista Pelo y de su antecesora Pinap, fue uno de los colaboradores de Kreimer para hacer Agarrate!!!, junto al fotógrafo Oscar Bony, quien editó las imágenes, y otros allegados al rock de ese momento como Miguel Grinberg, Mabel Lernoud -la hermana de Pipo y manager de los primeros Abuelos de la Nada-, Tabita Peralta y Rolando Roly Hernández, muchos años después director artístico de EMI Odeón Argentina.

Y que viva la justicia: fue Agarrate!!! El que hizo punta, después vino todo.
Víctor Pintos

Para que me voy a poner a escribir una crónica sobre este incunable, si mi querido amigo Víctor Pintos lo hizo magistralmente en su pagina Rock.com.ar?
Es mas…la nota sigue, con algunas fotos, algunos capítulos escaneados, etc.
En fin…date una vuelta por ahí que no te vas a arrepentir.

MINAS DEL ROCK

KARIM GONZALEZ

1ra.Edición:1997
Editorial:Atuel

Un muy buen libro con reportajes a las principales figuras femeninas del Rock Argentino.
Con muy buena información sobre las famosas y no tan famosas, podemos leer reportajes, entre otras, a Gabriela Parodi, Carola Kemper, Patricia Sosa, Fabiana Cantilo, Silvina Garré, María José Cantilo, María Gabriela Epumer, Claudia Puyó, Carmelas (Bárbara Baiz, Viviana Rama,Clea Torales, Patricial Olivera, Lorena Mayol), Cecilia Baraz y Celza Mel Gowland

"Mis recuerdos de esta historia son nítidos. Corría 1971, restos de los años '60 quedaban prendidos en el aire, casi como si el cambio de década no hubiera sucedido. Como en todo comienzo había miedo, desafío, exaltación. Ocupé mi lugar como primera mujer en el rock nacional naturalmente, sin intelectualizar o cuestionarme nada, simplemente como una etapa más que me tocaba vivir. Creo que este libro merece ser escrito, que cada una de las mujeres mencionadas en estas páginas trabajaron duro para hacerse un lugar. Y que si bien las reglas del juego cambiaron y la sociedad ya no es la de antes seguimos viviendo en un mundo donde los hombres tienen más aceptación y oportunidades."Gabriela

CRONICA DE UN SUEÑO

OSCAR FINKELSTEIN

1ra.Edición:
2000
Editorial:Editora AC

Uno de los libros mas queridos de mi colección, uno de los que mas placer me dio leer.
De esos que pedís que no se termine nunca y que cada tanto releo.
León cuenta toda su vida de una manera simple, directa y tanto lo bueno como lo malo.
Un sinfín de anécdotas, de recuerdos, uno por uno sus discos y sus historia….en fin…un librazo que cuenta la vida de un gran artista y de un mas grande tipo.
Quien es León Gieco??
Te lo cuenta Mercedes Sosa en el prólogo del libro.

“En el año 83, cuando cante en Ferro y me dijeron "tenes que presentar a Charly y a León, me surgió decir que Charly era el número uno pero que el más amado era León.
En realidad, yo conocía muy poco de ellos dos.
La vida, por otro lado, me ha ido llevando a saber que hay muchos número uno pero pocos artistas verdaderamente queridos por el público. Además, los número uno pueden caer.
No es el caso de León, que está muy conectado con la gente del pueblo, con sus dolores, con sus angustias, quizás por haber tenido siestas pueblerinas en su infancia…
Como dije muchas veces, si no hubiera un León Gieco habría que crearlo, porque es un artista necesario.

No hay con quien se lo pueda comparar. No hay nadie que tenga la dimensión de León Gieco.
Todas las personas tenemos cosas buenas y cosas malas. León ha visto mis lados malos pero yo nunca pude encontrarlos en el.
La humildad, la colaboración, la solidaridad, no son valores muy frecuentes. León los tiene todos.
Es de esas personas que miran de frente, que no esconden sus sentimientos. Además, lo adoro como artista, me encanta su voz, me gusta su actitud y su entrega en el escenario. Y cuando se ríe de mí porque me encuentra actitudes de diva, cosas antiguas que uno va tratando de dejar de lado, siento que estoy aprendiendo. Estoy muy contenta de tenerlo como amigo, y de tenerla a Alicita como amiga; son un dúo poderoso, una pareja en serio.

El hecho que León sea una buena persona es para mí una alegría y hasta una sorpresa.
Pero lo admiro profundamente como artista.
Desde que fuimos por primera vez a Alemania y todo un teatro de pie con sus encendedores prendidos coreaba "Solo le pido a Dios", me di cuenta que era un artista único y universal. Los jóvenes que estaban allí esa noche comprendieron que lo que León canta son versos verdaderamente universales. Por eso lo entendieron, lo apoyaron y lo hicieron suyo desde ese momento.
Y yo no tengo proteccionismo con León Gieco. Al contrario, siento que el me protege.
León es para mí como un hermano muy joven, rubio y de ojos verdes.
Nunca pensé en tener amigos artistas porque en muchos casos admiro su obra pero no a ellos como personas.
Por otro lado, no podría ser amiga de un artista mediocre.
Con León no hay ningún tipo de problema. Es un gran artista y un gran amigo, de esos que no se guardan nada ni en las malas ni en las buenas.
Además, León es un cable a tierra porque puede ver las cosas con mayor panorama y con mayor sencillez.

Una vez estábamos en San Pablo cenando en un restaurante muy lujoso con directivos de la Polygram y yo, sin pensarlo, dije que el vino era una porquería.
León me dijo que yo era increíble, que me trataban como a una diosa, me atendían, me llevaban a los mejores lugares, me daban todos los gustos, y yo tenia la caradurez de quejarme por el vino.
Sin decírmelo, me estaba diciendo "pará loca, no te hagas la estrella".
Fue un aviso, un gesto que me hizo muy bien. Es necesario tener amigos así, porque León, a diferencia de otras personas que me aman tanto que no ven mis cosas malas, me dice todo lo que me tiene que decir sin dejar de amarme.

Nazim Hikmet decía, que había bebido los mejores vinos y comido las mejores comidas pero que lo que le recordaba los mejores momentos de su vida eran las canciones.
Por eso cuando escuche "Mensajes del alma" me alegre tanto; comprobé una vez más la inmortalidad de la canción y un nuevo reverdecer de León.
Me pareció muy importante que les escribiera canciones a sus hijas y que siguiera hablando de los temas que nadie menciona, sin olvidarse de la poesía.
Esa combinación de testimonio y poesía hacen de León un artista diferente, único e irrepetible”

Mercedes Sosa

TRANSGRESORES

MIGUEL ANGEL DENTE


1ra.Edición:2000
Editorial:Editorial Distal

La vida y la obra de tres de los más importantes músicos locales, Luis Alberto Spinetta, Charly García y Fito Páez, se plasman en libros que están a la altura de los homenajeados.
La literatura crítica del rock argentino no es abundante.
El acento estuvo generalmente puesto en la glorificación de los ídolos, libros de edición barata orientados principalmente al público adolescente, generalmente mal escritos, y a menudo aprovechando el momento de mayor éxito de algún músico o banda.
La obsecuencia, o directamente la falta de cualquier espíritu analítico, fueron la tónica, salvo contadísimas excepciones.
Algunos libros más felices estuvieron orientados a contar las biografías de los artistas, con el hecho artístico casi como un aspecto secundario.

La edición de “Transgresores” es por eso muy bienvenida.
Miguel Angel Dente realiza aquí un muy exhaustivo análisis de la obra de los tres más grandes compositores del rock argentino: Luis Alberto Spinetta, Charly García y Fito Páez.
La originalidad de la propuesta tiene también su correlato en la forma en que está estructurado el libro.
Dente eligió construirlo a partir de los puntos en común que tienen los tres artistas, destacando por sobre todo su carácter de tales.
Luego de una breve reseña biográfica de cada uno de ellos, el autor se adentra de lleno en la obra de los protagonistas.

Los fragmentos de las letras de canciones no están insertos en el texto, sino que figuran en los márgenes, generalmente para ilustrar el tema que da origen al capítulo correspondiente.
Una buena idea que también tiene sus inconvenientes, como el hecho de que ninguna canción figure completa.

Así, el capítulo denominado “Sonidos” habla de las influencias, gustos y tendencias musicales desarrolladas por cada uno de ellos.
“Imágenes” acerca una mirada al arte de las tapas de los discos y los videoclips, además de las participaciones de Spinetta, García y Páez en películas.
La interrelación de sus obras con las vidas privadas y la realidad que los rodea se ve reflejada en el cuerpo central del libro, los capítulos “Corazones”, “Estímulos”, “Entorno”, “Realidad” y “Creencias”, mientras que “Nexos” se ocupa de la forma en que las respectivas carreras de los tres se entrecruzaron con el correr del tiempo.

Los dos apartados denominados “Apéndices” merecen una consideración mayor.
El primero, llamado “Compactos”, es una reseña pormenorizada de cada una de las grabaciones de los tres músicos, que suman en total la sorprendente suma de 81 discos.

Aquí figuran todos los álbumes de Almendra, Pescado Rabioso, Sui Generis, Invisible, La Máquina de Hacer Pájaros, Spinetta Jade y Serú Girán, más los discos solistas y en colaboración del terceto.
El segundo es un detalle de todas las intervenciones de Spinetta, García y Páez en trabajos de otros artistas, desde covers y producciones hasta participaciones especiales.

La edición es prolija, aunque evidentemente económica.
El color está reservado a la tapa, y el texto se sigue con comodidad.
En suma, un libro escrito con la seriedad que requieren los músicos analizados, y porqué no, homenajeados.

Seguramente, tanto los lectores como los mismos artistas prefieren este tipo de acercamiento que esos panfletos mal encuadernados, más cercanos a las revistas de chismes y a las revistas de adolescentes, que llenan las estanterías de Tower Records.

(extraido de www.jardindegente.com.ar)