SPINETTA - Anhelo de una lìrica

DANIEL ORONO
 
1ra. Edición: 2017
Editorial:
Independiente - INAMU
Prólogo: Daniel Orono


Es un ensayo inédito en donde se despliega una valoración crítica de la poética de L. A. Spinetta.
Una sistemática exploración hermenéutica , desarrollada en módulos temáticos de la totalidad de su letrística, con amplia bibliografía argumentativa y múltiples y específicas ejemplificaciones.
Se exponen reflexiones sobre su condición estética como también un minucioso recorrido por los elementos que construyen su retórica lírica.

También se desarrolla el ámbito temático de lo lumínico, lo vegetal, lo acuático y aéreo de su letristica, la presencia del tiempo y la conflictiva confrontación de la razón y el sueño.
Finalmente se exploran sus vinculaciones con la ciencia ficción y la fábula, la presencia de la mujer y la ciudad, la mirada, lo inmenso, y otros imperativos espirituales como el amor y el alma, concluyendo con sus polémicas influencias literarias. Como anticipo va la tapa posible y un fragmento del extenso ensayo.


REFLEXIONES PRELIMINARES SOBRE SU CONDICIÓN ESTÉTICA

LA SINGULARIDAD ATMOSFÉRICA DEL “FLACO”  (FRAGMENTO)

 Todos sabemos a esta altura dónde, con quiénes y cuándo comenzó el denominado “rock nacional”.
Existe hoy en día una riquísima bibliografía al respecto. También podría decirse que “la Balsa “ de Nebbia y Tanguito es la canción fundante masivamente, pero la singularidad artística presupone una arbitraria fatalidad y nunca el progresivo y prolijo desarrollo estético .
Algo de esto se dio en aquel joven Spinetta cuando irrumpe en el meollo de aquella cuestión inaugural como compositor con el grupo “Almendra”.

Nadie duda a más de 40 años de lo novedoso que fue para la música argentina ,ese irrumpir del rock dentro de la recepción estética de aquellos años. Porque si el rock en castellano inventó una nueva forma de sentir, lo spinettiano fue una de las maneras de domar lo foráneo, fundando dentro de esa nueva forma de lo argentino una particular ambición poético – musical.
 
Esto se desliza por lo incomparable de sus canciones, fraguando una pasión de minorías, desde el inicio, dentro del rock argentino. Una maravillosa anomalía que escapa hoy a cualquier categorización, porque si bien todos sabemos que – como dijo Pablo Vila (1) – en el rock nacional, musicalmente hablando, el rock es lo de menos, (o sea el género acá se escapó de lo estrictamente musical…), observemos que Spinetta es quizá el más “ rockero” ,y el menos “rockero”.
Recordemos que no habíamos entrado en los 70 y de él ya habían brotado tanto la festiva “rutas argentinas“ como “Laura va“ con su coloratura bandoneonística, y la folklórica y desconocida por muchos años : “Barro tal vez ”.
Esa era su amplitud de criterio estético .

Otro ejemplo con interrogante: ¿alguien sabe dónde ponemos el maravilloso e inclasificable tema “Kamikaze “, y tanto otros ?
Por lo tanto, Spinetta, ha sido un cantautor ecléctico que ha puesto al servicio de sus necesidades y búsquedas estéticas la forma musical posible.
Necio sería no ver que su raíz cultural se hunde y emerge desde el rock, pero con la particularidad ( que muchos no han tenido) de poder pasear por la balada jazzera, el aire folklórico, o la canción pop, sin dejar nunca de manifestar “lo spinnettiano”, musical y letrísticamente.


Esa identificación que de un modo inclaudicable persiste, nacida del rock, (…que para tranquilidad de la visión del mercado fue y es nada más que otro poco de rock …) se fue derramando hasta formar una obra argentina llena de sutilezas, multiforme, inclasificable musical y líricamente única.
Entendemos hoy que aquel gesto primordial, fue lo nuevo en oposición a lo novedoso (2) . Pero “lo nuevo“ persistirá en Spinetta, “la novedad” en cambio será hija epocal, se extinguió con el contexto de influencias y discusiones que le permitió nacer. La identificación – previa a cualquier comparación- es lo que hace posible decir “esto es Beatles”, “esto es Piazzolla”, aquello “ la voz y música de Spinetta “.
Este rasgo diferencial ( lo spinettiano) emerge de la difusa sensación de no localizar el elemento en cuestión ( ¿ lo compositivo ?, ¿Lo poético? , ¿ Lo tímbrico en su
voz ?) constituyéndose con los años en un estilo: la singularidad atmosférica del “ flaco”.