MEMORIAS DE UN ALMA IRREVERENTE

 ESTHER SOTO

1ra. Edición: 2016
Editorial: Ciclo 3
Prólogo: S/P


Decir que es la madre de Lito y Liliana Vitale y compañera inseparable de “Donvi” Vitale, un hombre que es una leyenda entre los músicos, es una verdad que no agota la prolífica vida de Esther Soto. Licenciada en Ciencias Antropológicas, ejerció la docencia en la cátedra de Prehistoria de la UBA hasta 1986. Luego de la partida de su compañero de toda la vida, mitigó su ausencia poniéndose al frente de diversos proyectos. 
Extendió la marca de producción musical Ciclo 3 al área editorial y a través de ella lleva publicados cinco libros: Un linyera establecido, de Donvi; Adalay, las almas sin edad, Epifanías profanas y Memorias de una alma irreverente de Esther Soto y Recetario panorámico elemental fantástico y neumático, de Gabo Ferro. . Además, colabora como productora ejecutiva de la revista-libro de literatura geográfica Siwa.

 En Memorias de un alma irreverente propone un recorrido por su prolífica vida. Ese recorrido no es cronológico sino que obedece al orden que le imponen los recuerdos y en su tono es posible reconocer el acento poético de sus libros anteriores. 
En la portada dice que esos recuerdos “Fluyeron como las aguas de un manantial ancestral /desde el vientre de mi madre hasta el tiempo de acá.” El libro incluye una serie de fotografías que apoyan con la imagen lo que cuentan sus palabras.
 
El 28 de diciembre de 1975 funda, junto a Rubens “Donvi” Vitale, sus hijos, Liliana y Lito, el grupo MIA (Músicos Independientes Asociados), con Alberto Muñoz, Juan del Barrio, Nono Belvis, Daniel Curto y Verónica Condomí, en su núcleo originario, entre otros músicos, coreutas y técnicos.

Con esa agrupación inauguran una nueva forma de producción, no sólo en conciertos sino también en la producción discográfica, tornándose en referente de la autogestión en la actividad creativa musical del país.

No hay comentarios: